SE VIENE EL II CONGRESO DE COMUNICACIÓN Y PERIODISMO

La Asociación Madres de Plaza de Mayo informa que continúa abierta la inscripción al II Congreso de Comunicación y Periodismo que realizará el 10 y 11 de septiembre en su sede (Hipólito Yrigoyen 1584, Ciudad Autónoma de Buenos Aires), bajo el título “Crear medios de comunicación para la libertad”.

El Congreso invita a cimentar un espacio de debate, reflexión y acción, con el propósito de propiciar el surgimiento y el sostén de nuevas experiencias de comunicación que interpreten y sean interpretadas por esta época, que exige distribuir las voces en lugar de concentrarlas.

Durante su desarrollo se expondrán experiencias, se compartirán prácticas referidas a la comunicación y se debatirán ideas y opiniones sobre los medios de comunicación. Participarán periodistas y comunicadores, trabajadores de prensa, estudiantes universitarios y secundarios, docentes, militantes, destacadas personalidades de la comunicación y el periodismo, funcionarios con competencia en la materia, instituciones y organismos del Estado y público en general.

Entre otros, los ejes temáticos de los paneles serán: el derecho a la comunicación; la autogestión de medios a través de cooperativas; el periodismo de investigación en la era digital; las transformaciones sociales en América Latina desde la perspectiva comunicacional; y la comunicación comunitaria en territorio.

Hasta el momento han confirmado su participación: Tristán Bauer, Martín Sabbatella, Sandra Russo, Aníbal Fernández, Cynthia Ottaviano, Graciana Peñafort, Dante Palma, Roberto Navarro, Florencia Saintout, Andrés Larroque, Glenn Postolski, Romina Calderaro, Claudia Acuña, Néstor Busso, Ari Lijalad, Alejandro Seselovsky, Dante López Foresi, Pedro Brieger, Modesto Guerrero, Fabián Restivo, Edgardo Esteban, Darío Laufer, Claudio Veloso, “El Diario” (Villa María, Córdoba), Revista “Al Margen” (Bariloche), Alicia Ramos, Liliana Valle, Claudia Villamayor y Leonardo Jalil, entre otros.

¡Los esperamos!

Programa de actividades

Informes: congresocomunicacion@madres.org 

Inscripción: click acá 

La hija de Gladys Castro y Walter Domínguez recuperó su identidad

La familia

Gladys nació el 23 de noviembre de 1953 en la ciudad de Guaymallén, Mendoza. Walter nació el 30 de marzo de 1955, en la capital de esa provincia. La joven estudió Diseño y él, Arquitectura, ambos militaban en el Partido Comunista Marxista Leninista.

En noviembre de 1976, cuando Walter terminó el servicio militar, se casaron. Gladys trabajaba en una panadería y el joven era chofer de una línea de micros. El 9 de diciembre de 1977, en un operativo a cargo de supuestos policías pero que, en realidad, fue montado por militares, el matrimonio fue secuestrado en su casa de la localidad de Godoy Cruz y nunca más se supo de ellos ni del hijo o hija que esperaban para marzo de 1978.

Desde el momento de la desaparición de los jóvenes, las familias Domínguez y Castro emprendieron la búsqueda. Fueron al arzobispado, al comando IV Brigada Aérea, a la SIDE, presentaron hábeas corpus, y en ningún lugar recibieron respuestas.

Al enterarse de otros casos como el suyo, la abuela María Assof viajó por primera vez en su vida a Buenos Aires y se contactó con las Abuelas de Plaza de Mayo, donde se radicó la denuncia sobre la desaparición del matrimonio y se emprendió la búsqueda colectiva del niño o niña. A partir de entonces, las dos familias viajaron regularmente a Buenos Aires a aportar datos o preguntar cómo venían las investigaciones, y siempre que desde la Asociación visitamos Mendoza nos reciben con los brazos abiertos.

El caso

En 1994 el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos de Mendoza envió a las Abuelas una denuncia anónima sobre una joven nacida en marzo de 1978 que apareció en el hogar de una pareja mayor, de un día para otro. La joven, a pesar de haber sido inscripta como hija propia, sabía que no era hija biológica de quienes la criaron, pero nunca pensó en acercarse a Abuelas. La dificultad para reconstruir las huellas que el terrorismo de Estado borró impiadosamente, hicieron que el hallazgo de la hija de Gladys y Walter se demorara 21 años más.

A mediados del año 2009, la denuncia -junto con información que las Abuelas compartimos con el Estado para la búsqueda de nuestros nietos apropiados- fue derivada a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) para que pudieran investigar, con el ímpetu impreso desde 2003 a resolver los crímenes cometidos por el terrorismo de Estado. En este sentido, en abril de 2014, por decisión de la secretaría de Derechos Humanos se crea en CONADI un equipo de aproximación a posibles hijos de desaparecidos, como el que ya venía funcionando desde 2006 en Abuelas. Este equipo de trabajo, inmediatamente se puso a investigar casos de jóvenes denunciados como posibles hijos de desaparecidos, que aún no han decidido acercarse voluntariamente a las Abuelas o CONADI. Fue así que en febrero de este año llamaron a la mujer -hoy flamante nieta restituida- para contarle que la CONADI contaba con información que arrojaba posibilidades de que podría tratarse de hija de desaparecidos y la invitaron a realizarse el estudio de ADN. La nieta de María Assof de Domínguez y Angelina Catterino, accedió inmediatamente a realizarse el estudio que se concretó el 16 de julio.

El jueves último, 27 de agosto, el Banco Nacional de Datos Genéticos informó a la CONADI que la joven es hija de Walter y Gladys. Desde nuestra Asociación se le comunicó la noticia a las dos abuelas, mientras que la CONADI informó a la nueva nieta que con beneplácito recibió la noticia. El derecho a la identidad se recupera una vez más en este país, con la colaboración de un Estado empeñado en promover derechos y de gran parte de la sociedad que no quiere volver a sufrir los atropellos de dictaduras terroristas. Sólo resta que el abrazo esperado 37 años por las familias Domínguez y Castro se materialice en estos días. Bienvenida nieta 117 a la verdad.

En Santiago del Estero se llevó a cabo la segunda Audiencia Pública convocada por la Defensoría

En el Paraninfo de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, las voces de la región Norte del país tuvieron su espacio para expresar su relación con los medios audiovisuales. La jornada duró más de ocho horas y hubo 85 grupos de expositores.

Cientos de voces de la región Norte del país se expresaron en la Audiencia Pública organizada por la Defensoría del Público en Santiago del Estero. Personas adultas mayores, integrantes de medios audiovisuales, institutos educativos, representantes de instituciones gubernamentales y sociales, jóvenes en situación de encierro, cooperativas y personas sordas fueron algunas de las más de cien representaciones que tuvieron su espacio en el Paraninfo de la Universidad Nacional de Santiago del Estero para detallar su relación con los medios audiovisuales. Al final del día se produjo la firma de la carta de intención entre el organismo y los referentes presentes de los pueblos originarios y el movimiento campesino para continuar con los trabajos en conjunto.

Las ponencias de personas de Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, y San Juan se transmitieron en vivo a través de la web del organismo para que las audiencias siguieran durante más de ocho horas las instancias de la jornada que contó con 85 grupos de expositores.

El comienzo estuvo marcado por las palabras de la Defensora, la Lic. Cynthia Ottaviano, que reflexionó sobre el encuentro: “Las Audiencias Públicas son una gran oportunidad para conocer realidades, culturas, tradiciones”. Y agregó: “Será una celebración del Noroeste argentino y sepan que lo que aquí se dice no sólo lo estoy escuchando como Defensora. Todo el equipo de la Defensoría está aquí para prestar muchísima atención a todo lo que ustedes digan. Además, vamos a sistematizar lo que será dicho y lo vamos a poner en diálogo con las otras audiencias públicas”. Luego explicó: “¿Para qué lo hacemos? Para establecer políticas públicas, porque lo que aquí se diga puede ser que sea un reclamo o una denuncia. Pero también puede ser que nos permitan, con esta construcción de saber colectiva, qué estamos haciendo en la Argentina. Establecer políticas públicas, consolidar la democracia”.

Por su parte, el miembro del directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Nestor Avalle, aseguró: “La Defensoría es un organismo que hace un trabajo increíble, llevando la voz de los muchos que no tienen voz”. Y detalló: “Les aseguro que tienen una Defensoría absolutamente profesional, absolutamente humana. Como autoridad de AFSCA es un orgullo apuntalar lo que ustedes trabajan todos los días”, finalizó. A su turno, el delegado de AFSCA de Santiago del Estero, Pablo Gogna, comentó: “Es un momento único hasta hoy, no debiera ser único hacia adelante. Es una posibilidad de abrir espacios, de habilitar voces, para escuchar sus reclamos, sus demandas, sus críticas, sus deseos, sus sueños”.

“Entendemos a la educación como un bien público y a la comunicación como un derecho humano” contó ante el público expectante una representante de la Universidad Nacional de Santiago del Estero. Desde el Movimiento Campesino de Santiago del Estero – Vía Campesina agregaron: “Necesitamos como sociedad una comunicación democratizada y democratizante, para ir construyendo una nueva civilización”. Una expositora del Instituto de Género de la Universidad Nacional de Formosa, dijo: “Junto a la Defensoría del Público hicimos un espacio inclusivo de reflexión, de debate, de sensibilización en muchos medios de comunicación”.

Emocionada, una integrante de la asociación de derechos de adultos mayores de Chaco, relató: “Hay palabras mal utilizadas en los medios audiovisuales, que anulan una etapa de la vida, como viejo, como si fuéramos un objeto en desuso”. Jóvenes integrantes de una cooperativa de Jujuy se sumaron a la Audiencia y pidieron: “Los medios de comunicación tienen que darnos una oportunidad para que tengamos mejor calidad de vida para todos”.

“Todos tenemos muy buenas intenciones para modificar los medios de comunicación, pero tenemos que tratar de construir medios que reflejen el territorio, de innovación o de resistencia, para el cambio, porque la lucha es conservadurismo o cambio y tenemos que trabajar para el desarrollo”, enumeró un joven de una asociación civil de Catamarca.

La Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO) anticipó que su disertación sería “sobre la representación que los medios concentrados hicieron del campo mediante el eslogan que todos hemos conocido como ‘El Campo'”. Una expositora de ese espacio reflexionó ante un auditorio atento: “Han apelado a la tradición del pueblo argentino porque tenemos raíces en el campo. En ese eslogan quisieron instalar como causa nacional lo que es el interés de una minoría, pero excluyendo al 75 % de productores del país”.

Un niño de una radio de Salta pidió: “Desde la radio FM 98.9, en donde los niños cuentan sus historias, decimos no al bullying en las escuela, que los niños cumplan sus sueños”. “Queremos agradecer a la Defensoría del Público por permitirnos esta oportunidad de expresarnos. Ojalá que esta sociedad pueda cambiar, que vea que somos seres humanos, que queremos trabajar. Nuestro objetivo es hacer valer nuestros derechos y tener un trabajo digno”, dijo emocionada al público una joven trans de Formosa.

La primera Audiencia Pública tuvo lugar en Paraná, para la región Centro. La de Santiago del Estero es la segunda de las cuatro que se llevarán a cabo en 2015 y que se suma a las siete de 2014 y a las seis de 2013.

FUENTE